19 octubre 2012

19 octubre 2012
Clases de cámaras

Clases de cámaras 

Ya tenemos claro que necesitamos una cámara con ajustes Manuales. Ahora vamos a un establecimiento cualquiera a comprarla y… ¡oh! miles y miles de cámaras, de todas las formas y colores, nos apabullan nada más entrar. ¿Cual debo escoger? ¿Será la más grande? ¿Será la más cara? Vamos a dar un rápido vistazo a las clases más frecuentes:

La cámara compacta

Pequeña en tamaño y ligera de peso, es la cámara ideal para llevar siempre encima. Es cierto que la mayoría de nosotros llevamos ya una cámara siempre encima, la del móvil, pero cualquier cámara compacta será mucho mejor que ésta. Generalmente la gente desprecia las compactas y las tacha de cámaras "malas". Pero realmente no deberíamos hacer este juicio tan a la ligera. Es cierto que su reducido tamaño implica un sensor pequeño, lo que da unas imágenes de peor calidad, sobre todo en cuanto a ruido -en tomas con luz difícil- y sus objetivos no son de muy buena calidad.
Sin embargo, posiblemente disfrutemos más de la fotografía con una de estas si nos vamos de caminata por el monte que con una mucho mayor -con más calidad- pero que pesa y ocupa muchísimo. Tanto, que o no la llevamos, o ni la sacamos de la mochila. Además, para la foto del yo-estuve-aquí, no tiene rival. Sus ventajas, además son su bajo precio y su fácil manejo.
Eso sí, que tenga controles manuales.

La cámara EVIL

Hace poco aparecían unas cámaras con pinta de compacta pero con especificaciones de cámara réflex en cuanto a calidad. Son las llamadas EVIL o CSC, que no es otra cosa que el empaquetado en cuerpo pequeño -casi compacto- de toda una cámara réflex. Sensores más grandes, ópticas intercambiables de mayor calidad, y diversas funcionalidades que no son muy frecuentes en cámaras de ese tamaño y peso.
Podríamos decir que si lo que necesitamos es una cámara compacta -por su ligereza- pero no queremos prescindir de calidad, ésta es nuestra elección. ¿Cual es el precio a pagar? Muchos euros. Son cámaras caras. Además de las características de las réflex, tienen su precio.

La cámara réflex

La cámara profesional por antonomasia. Su punto débil, su gran tamaño y peso, sin contar con el dineral que nos costará hacernos con un equipo completo de cuerpo y ópticas. Eso sí, en calidad, imbatibles. No hay color. Existen modelos con diversos tamaños de sensor, cuanto más grande, más calidad y, desgraciadamente, más precio. Claro que tendremos una cámara "para toda la vida"

A la hora de escoger, por tanto, no todo depende del presupuesto.
Es necesario pensar bien cómo quiero disfrutar de la fotografía para escoger el equipo adecuado. Para viajes, quizá una compacta de alta gama o una EVIL sea lo que necesito. Si voy a hacer panorámicas o paisajes, no me importará cargar con una réflex ya que no me moveré mucho del sitio.
Eso sí, puestos a comprar, compra una vez. Comprar dos veces -por comprar algo más barato y luego que se nos quede corto- siempre es mucho más caro.


0 comentarios :

Di lo que piensas...